gestordecuentas.com.

gestordecuentas.com.

¿Qué ocurre con los planes de pensiones en caso de fallecimiento?

¿Qué ocurre con los planes de pensiones en caso de fallecimiento?

Introducción

Los planes de pensiones son una herramienta financiera muy utilizada para ahorrar y planificar el futuro. Sin embargo, muchos inversores se preguntan qué ocurriría con su plan de pensiones en caso de fallecimiento. En este artículo vamos a analizar todas las posibilidades que existen y qué implicaciones tendrían para los beneficiarios.

¿Qué es un plan de pensiones?

Antes de nada, es importante entender qué es un plan de pensiones. Se trata de un producto financiero de ahorro a largo plazo que tiene como objetivo acumular una cantidad de dinero para complementar la pensión pública de jubilación. Los planes de pensiones se comercializan a través de entidades financieras y de seguros, y pueden ser individuales o colectivos. En un plan de pensiones, el inversor hace aportaciones periódicas con el objetivo de acumular una cantidad de dinero para su futuro. El dinero invertido se gestiona por una entidad gestora, que invierte los fondos en diferentes activos financieros con el objetivo de obtener rentabilidades. El inversor puede elegir entre varias opciones de inversión, como renta fija, renta variable o mixta, dependiendo de su perfil de riesgo.

Beneficiarios del plan de pensiones

En el caso de fallecimiento del titular del plan de pensiones, el dinero acumulado en el plan no desaparece, sino que pasa a los beneficiarios que él haya designado. Estos beneficiarios pueden ser:
  • Cónyuge o pareja de hecho
  • Hijos
  • Personas con discapacidad
  • Otros familiares
Es importante tener en cuenta que el titular del plan de pensiones puede cambiar los beneficiarios en cualquier momento, por lo que es recomendable revisar esta designación de forma periódica para evitar sorpresas desagradables.

Beneficiarios por defecto

En caso de que el titular del plan de pensiones no haya designado expresamente los beneficiarios en caso de fallecimiento, se aplicará la normativa específica de cada plan y, en su defecto, la Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Según esta ley, los beneficiarios serán:
  • Cónyuge, pareja de hecho, hijos y ascendientes en línea recta
  • Hermanos y sobrinos
  • Otros familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad
  • La Administración pública en caso de no haber familiares con derecho a heredar

¿Qué ocurre con el plan de pensiones en caso de fallecimiento del titular?

En el caso de fallecimiento del titular del plan de pensiones, se establecen varias posibilidades en función de la fase en la que se encuentre el plan de pensiones:

Fase de acumulación

En la fase de acumulación, es decir, cuando el titular está haciendo aportaciones al plan de pensiones, el dinero acumulado en el plan pasará directamente a los beneficiarios designados si se ha producido un fallecimiento. Los beneficiarios recibirán el dinero en forma de capital o renta, según la elección que haya realizado el titular y en función de las opciones que ofrezca el plan de pensiones. En este sentido, es importante destacar que las rentas o el capital que reciban los beneficiarios estarán sujetos a la correspondiente tributación, según la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En general, se aplicará la tarifa del ahorro, que oscila entre el 19% y el 23%, dependiendo de la cantidad recibida.

Fase de disposición

En la fase de disposición, es decir, cuando el titular está retirando el dinero del plan de pensiones, la situación es algo más compleja. En este caso, existen dos posibilidades:
  • El titular ha comenzado a percibir la renta: en este caso, si el titular fallece, el pago de la renta se interrumpe y los beneficiarios designados recibirán el capital restante que haya en el plan de pensiones. En este caso, se aplicará la tributación correspondiente en función de la normativa del IRPF.
  • El titular no ha comenzado a percibir la renta: en este caso, los beneficiarios designados recibirán el capital acumulado en el plan de pensiones en forma de capital o renta. En este caso, también se aplicará la tributación correspondiente según la normativa del IRPF.

Conclusión

En resumen, los planes de pensiones siguen existiendo aunque su titular fallezca. En este caso, el dinero acumulado en el plan de pensiones pasará a los beneficiarios designados, que podrán recibirlo en forma de capital o renta en función del momento en que se encuentre el plan de pensiones. Es importante tener en cuenta que la tributación correspondiente se aplicará según la normativa del IRPF, por lo que es recomendable consultar con un experto en finanzas en caso de duda.